Haga estos ejercicios para relajar su espalda

Además del entrenamiento de fortalecimiento y definición, debemos realizar ejercicios para relajar la espalda, ya que ésta soporta el peso de otras partes del cuerpo. Siendo tan importante en nuestra cinética, es comprensible cómo tiende a sobrecargarse con la actividad física.

La espalda es el soporte de todos los vicios y excesos del ser humano. En este sector se proyectan obesidad, tabaquismo, malas posturas e incluso cálculos renales.

La escoliosis es sólo el resultado del desgaste de nuestro torso en la vida diaria. Por todo esto, hoy traemos algunos ejercicios para su relajación.

Los ejercicios de estiramiento son la base de la relajación

Es muy normal ver en las oficinas de hoy en día la promoción de los ejercicios de estiramiento cuando uno pasa horas sentado. Son muy simples: colocación erecta de la columna vertebral, estiramiento de brazos y piernas, etc.

Además de estas prácticas cuyo efecto es a corto plazo, hay entrenamientos de estiramiento más complejos a los que podemos recurrir. La mayoría involucra sólo algún tiempo en la cama o en el sofá.

La buena noticia es que con el tiempo fortaleceremos nuestra espalda y mejoraremos nuestra postura. Pero, como en todas las actividades físicas, lo más importante es la dedicación y la perseverancia. Si se pierde la continuidad, los resultados no serán los mismos .

Mira también:   Propiedades de la avena y beneficios de consumirla

Ejercicios para relajar la espalda

Una postura parecida a la del yoga

Este ejercicio es excelente para comenzar la relajación. Arrodíllate y deja que tu espalda caiga sobre tus talones. Luego extienda el torso y los brazos hacia adelante. Para hacerse una idea, esto es similar a la posición que adoptan los musulmanes cuando hacen sus oraciones.

La idea es que nuestro apoyo está en nuestras piernas, dejando que la parte superior del cuerpo descanse. Lo correcto es hacer este ejercicio sobre una superficie firme y plana. Podemos hacer esto en el suelo, por ejemplo.

Sostener la postura correcta con los brazos

Este es un ejercicio básico, aunque tiene su nivel de complicación. Para hacer esto, debemos recostarnos sobre la braza y sostener nuestro tronco con los brazos extendidos. Esta posición es un poco similar a cuando hacemos flexiones de brazos, pero con las piernas completamente relajadas.

La idea es que nuestros brazos permanezcan firmes mientras empujan y arqueamos la columna. Cuanta más fuerza ejerzamos, más corrección estaremos generando en este grupo óseo. Por supuesto, si somos altos, sufrimos de escoliosis o tenemos una mala postura, esto puede generar algo de dolor al principio.

Si pudiéramos hacer esto durante cinco a diez minutos, podríamos lograr excelentes resultados para aliviar el dolor. Sin embargo, la idea es seguir adelante con la práctica de esta posición.

Estiramiento con el vientre hacia arriba

También hay ejercicios para alargar la espalda manteniendo el estómago levantado. Lo mejor de estas posiciones es que ofrecemos soporte de cuerpo completo, permitiendo el descanso. En cuanto a la presión que deberíamos ejercer, en este caso caerá sobre las extremidades.

Mira también:   Cómo el ejercicio cardiovascular ayuda a la salud del corazón

Primero, nos tumbamos de espaldas. Luego levantamos la parte superior de las piernas y sostenemos los brazos con las rodillas. Podemos conectar nuestras manos para apoyar la posición. El lifting es similar a lo que practicamos en los ejercicios abdominales.

Al principio, podemos hacerlo con ambas piernas. Pero lo ideal es trabajar de forma localizada. En otras palabras, nos ponemos de pie y sostenemos una pierna con los brazos, mientras estiramos la otra. Esto restaurará la estabilidad de nuestra columna vertebral. Podemos contar 10 segundos por repetición.

En posición india

No todos los ejercicios para relajar la espalda deben ser en posición de descanso. Hay ejercicios de estiramiento mientras se mantiene firme el tronco. Lo importante es sentarse con las piernas cruzadas, para llevar el soporte de peso a la parte inferior del cuerpo.

Siendo así, nos ponemos las manos en la nuca con los codos doblados. A continuación, sólo debemos realizar movimientos laterales ligeros con la cintura. El movimiento es similar a los ejercicios de calentamiento que nos enseñaron en la escuela. En este caso, es esencial mantener la espalda recta.

Con estas rutinas podemos mejorar gradualmente la postura, liberar tensiones y, por supuesto, aliviar el dolor. Con el tiempo, estas prácticas nos proporcionarán una mejor calidad de vida. Los ejercicios para relajar la espalda nos ayudarán a superar una vida diaria llena de estrés.

Conozca la importancia de cuidar bien su espalda Cuando vamos al gimnasio, es muy importante cuidar bien la espalda usando la técnica correcta. Las lesiones son más comunes de lo que pensamos. Leer más «

Mira también:   Yoga en la lucha contra el dolor de espalda

Deja un comentario